Descansando en el Ser aun en momentos dificiles.


Hola amig@s…

En estos momentos de incertidumbre es importante estar conectados con todas aquellas fuentes que nos permitan apartar la mente de la negatividad.

La constante información que nos llega y que muchas veces no tiene fundamento, nos pone emocionalmente sensibles y en un estado de estrés al “no saber” que nos espera en el futuro. Es absolutamente correcto y lógico tomar todas las precauciones necesarias en un momento como este, pero siempre es necesario equilibrar y tratar de transitar el Camino del medio en toda situación, para evitar comportamientos paranoicos y excesos que al final nos dañan y desestabilizan nuestra armonía interior.

Necesitamos todas aquellas herramientas que nos ayuden a fortalecer nuestra mente con los pensamientos correctos y no permitir que el miedo nos arrebate nuestra fuerza y poder interior... esa fuerza y ese poder es el que nos guía en todo momento y nos ayuda a tomar las decisiones correctas para nosotros y para los que amamos. En momentos de crisis, es desde la serenidad, el silencio y la fuerza interior, que tomamos las mejores decisiones para nuestra vida. Tomar Un día a la vez. Momento a momento.

Aquí te dejo algunos consejos que pudieras seguir para sentirte mejor y más en armonía con tu Ser.

1. Soltar emociones negativas del cuerpo físico.

Cuando nos sentimos tristes, con ganas de gritar, o de llorar, no se debe evadir ni reprimir ese sentimiento, lo mejor es permitirlo, se debe sentir y afrontar.

Abrázate y conscientemente siente en tu cuerpo la emoción.

¿Qué se siente? ¿Cómo se siente? ¿En dónde se siente?

Identifiquemos bien que se siente, que emoción es, que sentimiento es y en que parte se siente.

Pongamos atención en esta área, y conscientemente inhalemos oxígeno y lo mandamos a esa área de tensión, al exhalar visualizar que expulsamos todas las toxinas, que expulsamos la emoción.

Se puede escribir que situación particular fue la que hizo que se disparara ese sentimiento.

Después utilizaremos la música.

Se debe poner la música adecuada como para sacar ese sentimiento, esa emoción, una música alocada, que nos permita brincar, saltar, hacer movimientos de manos, de cabeza, de pies, jugar con la emoción y devolverla al exterior, recirculando la energía por el cuerpo manteniendo los ojos cerrados, observando como fluye por todo el cuerpo.

Después de esta música fuerte y deshinibidora, colocar una música muy suave, dejando el cuerpo como quedó, solo observarlo, sentir la energía, la respiración, observar el hemisferio derecho del cuerpo si está en armonía con el izquierdo, observar cómo está nuestro estado anímico, nuestra mente, observarlo todo.

Después de esto, si es posible es bueno hablar con alguien lo que se sintió, para vaciar totalmente esa emoción que invadió nuestro cuerpo.

¿Qué es lo que busca este ejercicio? Lograr que nunca más bloqueemos el paso de la energía por el cuerpo, y evitaremos que queden estancadas las emociones en él. Las sentiremos y muy fuerte quizás, pero con práctica sabremos cómo ya no somatizarlas más, para que no se queden bloqueadas en el cuerpo y produzcan un dolor o una enfermedad.

Sabemos que un cambio de hábito, de perspectiva, puede hacer la diferencia para experimentar ese estado de consciencia en el que todas las cosas de nuestra vida encuentren armonía y fluyan con facilidad.

2. Respiración profunda

Aprender a respirar es de gran importancia, más de lo que en nuestra ajetreada vida y confusión mental le damos. El aire es el aliento sagrado de vida que da energía a cada célula de nuestro cuerpo. La respiración oxigena nuestro cuerpo, lo revitaliza. Practicar la respiración meditativa, nos brinda claridad y lucidez mental.

Al practicar la respiración meditativa, podemos visualizar como el oxígeno al inhalar entra en cada uno de nuestros órganos, especialmente en aquella área del cuerpo donde más desequilibrio se siente. Debemos poner nuestra intención en enviar nuestra respiración, nuestro oxígeno, nuestra energía a esa Zona (como explicamos en el ejercicio anterior). Si esto se practica diariamente llegaremos a convertirnos en un Maestro en el arte de acceder a ese almacén de medicinas y sabiduría interna, en donde la sanación del cuerpo, la mente y las emociones es posible y en donde recuperamos ese estado de consciencia plena y profunda.

3. Los aromas

La Aromaterapia es una técnica milenaria que utiliza aceites esenciales puros extraídos de plantas medicinales para prevenir y curar enfermedades físicas o emocionales. Una forma sencilla de utilizarla es la siguiente:


Seleccionaremos un aroma que nos guste, nos tranquilice y procederemos a olerlo cuando nos sintamos tranquilos durante el día o antes de acostarnos, puede ser lavanda, rosa, limón. Lo que buscamos hacer con esto es crear el hábito sano de que cada vez que estemos tranquilos lo usemos.

¿Esto para qué? Para crear un nuevo cassette en la mente, un nuevo programa, para que cada vez que sintamos ansiedad, angustia, nerviosismo, insomnio, etc., recurramos a la práctica de la relajación, la respiración, introduciendo también el aroma.

La asociación del olor, de ese aroma que nos relaja, con los momentos de tranquilidad traerá con la práctica, la paz, la serenidad y la armonía, en momentos de dificultad.

4. Las fuentes de energía de la naturaleza.

Nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestras emociones, nuestra fisiología entera está constantemente cambiando en función de la hora del día, de los ciclos de la luna, las estaciones e incluso las mareas. Nuestro cuerpo es parte del universo y, en última instancia, todo lo que sucede en el universo afecta su fisiología. Los ritmos biológicos son una expresión de los ritmos de la Tierra en relación con todo el cosmos, por eso las fuentes de energía de la naturaleza, como el sol, el aire, el agua, el cielo, la tierra, etc. son tan importantes para mantener nuestro cuerpo, mente y emociones en armonía con esa sabiduría interior que es UNA con el universo.

EL SOL

Debemos diariamente, en lo posible, tratar de conectar y sentir la energía del sol, su calor, su brillantez, su intensidad, su energía, su poder sanador, por lo menos unos 10 minutos al día.

EL AIRE

Cerrar los ojos y sentir el viento, y conscientemente darnos cuenta como es, si es ligero, fuerte, frio, caliente, que siente nuestro cuerpo cuando nos toca.

EL AGUA

Escucharla. Escuchar el mar, una fuente, un riachuelo. Cerrar los ojos y experimentar que siente nuestro cuerpo al escucharla, que nos inspira, que sentimientos afloran.

EL CIELO

Ver el cielo por las noches, las nubes, las estrellas, que sensación nos da al percibir ese espacio tan vasto, la oscuridad, la brillantez de las estrellas, llenarnos de su majestuosidad.


LA TIERRA

Cerrar los ojos y poner los pies descalsos sobre la tierra y sentir la conexión con la madre tierra, las raices profundas que nos fortalecen y nos dán la firmeza y la seguridad al caminar. Sentir la fuerza de su energia subiendo por nuestros pies.


Si prestas atención a los ritmos y ciclos de tu cuerpo y mente y permites que la naturaleza y sus fuentes de energía te nutran, lograrás sincronizar los ritmos de tu cuerpo con los del universo y conectar con la paz y la armonía interna.

5. La Meditación

La Meditación es el vehículo a través del cual despertamos nuestra consciencia y alcanzamos ese estado de presencia alerta y despierta que nace del Contacto con nuestro Ser.

A través de la Meditación sensibilizamos nuestros sentidos, nos dejamos ir, entramos en un estado en donde nuestros órganos se relajan, descansan, se transforman y se recuperan. Es uno de los más grandes aliados en el fortalecimiento de la salud y de nuestro sistema inmune, ya que al practicarla, se activa todo un almacén de energías y fuerzas internas que nos sanan y armonizan.

Es recomendable realizarla dos veces al día, empezando por un lapso de media hora cada vez.

6. Ejercicios Físicos.

Practicar ejercicios es de vital importancia para mantener el equilibrio cuerpo, mente y espíritu. Los ejercicios que realicemos no solo en estos momentos, sino como hábito de vida nos aportan infinitos beneficios para lograr paz y armonía interna. Bien sea a través de una simple caminata diaria, una rutina de estiramientos, yoga, pesas, ciclismo o practicar algún deporte, todos ellos nos ayudan a reducir el estrés, mejoran el sueño, mejoran nuestro humor, alargan nuestra vida previniendo enfermedades y brindándole fortaleza y vitalidad a los órganos y músculos de nuestro cuerpo, además de mejorar la concentración mental. En estos momentos se ofrecen online infinitas formas de practicarlos desde la comodidad de tu hogar.

7. Vivir en el momento


Vivir en el momento es muy importante para poder desarrollar equilibrio interno, y que, en última instancia, nuestro mundo exterior también lo refleje. Desde la presencia y la práctica de la atención plena al momento presente, podemos vivir en aceptación con lo que la vida nos trae constantemente, y desde ese estado, poder tomar decisiones conscientes basadas en lo que es mejor para ti y para los que amas.

Estar en paz con lo que cada momento trae a nuestra vida nos alinea con nuestro ser interior y nos llena de un inmenso poder. Trabajar la aceptación nos coloca en una posición de no resistencia que nos ayuda a fluir con la vida y avanzar con ella. Nos conectamos con el poder de la creatividad interna que nos ayuda a buscar soluciones a los diferentes acontecimientos y no quedarnos pegados en el problema. Nos ayuda a desarrollar dones y talentos internos que al final guian nuestra vida por un camino de crecimiento, evolución y profunda expansión. Nuestro interior se alinea con la sabiduría profunda del Universo. Un Universo que está profundamente vivo y consciente, y que, al unir el latir de nuestro corazón con los ritmos del latir del Universo, nuestros pasos serán aquellos que le brindarán la mejor de las posibilidades a nuestra vida.

En estos momentos difíciles quiero dejarles saber también que estoy realizando Consultas online vía Skype, con una duración de 60 minutos a precios especiales. Si tienes algunas preguntas particulares sobre algún tema, situación, evento de tu vida, un tema específico al que quieras dedicar la Consulta, no dudes en contactarme. Como siempre estaré lista para ayudarte desde lo profundo de mi Ser a encontrar en mejor Sendero…

Esperando que desde la profunda consciencia sus vidas sean llenas de bienestar, radiante salud y prosperidad.

Con todo mi cariño,

Maribel Medina.